domingo, 10 de septiembre de 2017

FILIPINAS: El genocida Duterte exige la rendición del Nuevo Ejercito del Pueblo. Declaración del PCF.


Duterte demands NPA surrender thru ceasefire while waging all-out war

1. Duterte’s demand for an NPA ceasefire while the AFP conducts all-out war as precondition for peace talks is a demand to surrender. This is an unacceptable. Does Duterte really take the revolutionary forces for fools?
2. Duterte has lost all moral ground to make such a demand. Recall that the NPA declared a ceasefire on August 19, 2016 which lasted for close to 160 days as a response to Duterte’s signed commitment to release around 500 political prisoners through an amnesty proclamation. Duterte, however, wasted the goodwill of the NDFP when it failed to fulfill its commitment and took advantage of the NPA ceasefire to deploy his soldiers and conduct military offensives.
3. In the face of Duterte’s tyrannical rule and triple war, the people clamor for the NPA to mount more and more tactical offensives. Victories of the people’s army inspire resistance amid widespread killings and the climate of fear imposed by the Duterte regime.
4. The NPA launches tactical offensives to bring to account the Duterte regime and its soldiers and police for thousands upon thousands of Oplan Tokhang killings, the successive killing of peasants, national minorities and youths, military occupation of civilian communities, aerial bombings and shelling, the near-genocidal war against the Maranaos of Marawi, arbitrary arrests and detention and so on.
5. As proven in the past, NDFP-GRP negotiations can proceed and make progress even while the civil war rages. As a matter of principle, the revolutionary forces remain open to negotiations as a means to attain a just and lasting peace even as it wages people’s war, conduct tactical offensives and confront the US-Duterte regime’s Oplan Kapayapaan all-out war. The NDFP-GRP negotiations, however, cannot be fruitful while Duterte remains obsessed with Oplan Kapayapaan and demanding NPA capitulation.
6. The Filipino people and their revolutionary forces have waged close to fifty years of people’s war. They do not tire. They are determined as ever to wage revolution because they seek to end the unbearable sufferings of workers and peasants under the oppressive and exploitative system.
7. Duterte threatens to wage fifty more years of counterrevolutionary war. By the looks of it, Duterte may not even last his term. He has roused the anger of the Filipino people and caused his increasing isolation. The revolutionary movement will surely outlast the US-Duterte regime.

4 comentarios:

pedro rodriguez dijo...

“Un libro incómodo”

“Un libro incómodo”

Para poder valorar un libro, es preciso haberlo leído. Tal afirmación, tan obvia, parece que no se ha cumplido con la obra Stalin ¡insólito! de Ricardo E. Rodríguez Sifrés (Templando el acero, 2017), que en varios medios ha sido condenada sin que se le haya concedido el beneficio de la duda, esto es, haberla leído previamente.

Es de sobras conocido que la figura de Stalin ha generado (y genera) una cantidad de bibliografía ingente, que resulta prácticamente imposible abarcar. Además, debemos considerar más factores que dificultan su valoración como personaje histórico. En primer lugar, la contundencia con que ha quedado fijada la imagen arquetípica de un Stalin perverso, cruel y tirano. En segundo término, la dificultad, para quien no sabe ruso, de poder acceder a los archivos y a la reciente bibliografía escrita en ese idioma sobre el político georgiano. En tercer lugar, el problema que supone discernir entre el estudio histórico (que aspira a la objetividad, a pesar de que esta sea imposible) y la ideología política del autor que escribe un texto. Por último, creo que también es un problema no disponer de una edición crítica de las obras completas de Stalin. Las fuentes primarias siguen siendo fundamentales. A diferencia de Karl Schögel (“han quedado atrás aquellos tiempos en los que cabía imaginar que el estudio de los textos de Marx y de Lenin podía contribuir al entendimiento de ese gran caos tumultuario que fue la Rusia del siglo XX”, Terror y utopía. Moscú en 1937, 2014, El Acantilado, p. 26), considero que la lectura de las obras de Stalin sigue siendo fundamental para el estudio de su figura.

La obra de Rodríguez Sifrés resulta incómoda porque no constituye una apología hagiográfica de Stalin. El autor no duda en reconocer los errores de su gobierno, y lo hace explícito en reiteradas ocasiones (“hubo muchas equivocaciones, errores, derrotas, arbitrariedades, violencia, injusticias, avances y retrocesos”, p. 55, y también en p. 41, 56-58, 467). Además, y de manera inteligente, el autor no duda en emplear fuentes claramente críticas con la obra política de Stalin (entre otros, Conquest, los hermanos Medvedev, Locqueur o Rayfield), de manera que el lector se siente desconcertado en diversas ocasiones, ya que no sólo se han empleado fuentes que pudieran resultar útiles para conseguir vindicar la figura de Stalin.

Para el autor, a pesar de los errores que se cometieron, la valoración sobre Stalin es eminentemente positiva. A pesar de los errores, considera que la Revolución se consagró, y la URSS que dejó tras su muerte era más fuerte que la que se encontró cuando llegó al poder. Soy de la opinión que aún nos faltan varias décadas para poder entender con precisión qué supuso el mandato de Stalin, tan extenso en el tiempo como complejo en su evolución.

pedro rodriguez dijo...

Algunas consideraciones más. Creo que el libro hubiera ganado en profundidad si se hubiera atendido a otros aspectos, a saber: llama la atención la ausencia de referencias a la historia de Rusia en general, para entender el miedo e inseguridad de sus gobernantes (ya desde los tiempos de los zares) a una posible invasión extranjera, tal y como intuyó hace décadas Ian Grey, que comparó a Stalin con Iván el Terrible. Esta línea de investigación, planteada recientemente por James Harris (El gran miedo. Una nueva interpretación del terror en la Revolución Rusa, Crítica, 2017), resulta muy atractiva, a la vez que ha evidenciado de manera empírica que Stalin no era un paranoico que dictaba las confesiones en los llamados “juicios de Moscú” (“no hay pruebas que indiquen que Stalin dictó el contenido de las confesiones como parte de algún plan cuidadosamente urdido para deshacerse de quienes en otra época habían sido sus rivales y otros viejos bolcheviques”, El gran miedo, p. 175) . Por otra parte, se echa de menos un estudio más detallado sobre el tema del culto al líder, una de las mayores acusaciones que recaen aún sobre Stalin. Además, la figura de Beria (tan criticada por Svetlana Allilúyeva) hubiera merecido, quizás, una atención más destacada, así como el controvertido apartado sobre el gulag. Aspectos como la repercusión económica de este podrían haberse tratado, a la vez que se echa de menos la referencia a la obra de Anne Applebaum, sobre todo por la cantidad de fuentes primarias que dicha autora incluye (Gulag, Debate, 2012). Otros temas como el llamado “complot de los médicos” o la memoria sobre Stalin, especialmente durante los mandatos de Brézhnev, Andrópov y Chernenko, podrían haber sido interesantes para conocer la opinión del autor, puesto que el tema de Kruschov y Gorbachov se trata de manera amplia en la obra. Por último, la bibliografía debería citarse siguiendo cánones académicos.

En cualquier caso, se trata de una obra que merece ser leída, escrita con un estilo ágil y diáfano, y que ayuda a replantear una figura tan compleja y escurridiza como la de Stalin.

De: Xavier Baró, Catalunya.

pedro rodriguez dijo...

Respuesta.

¨Sobre mi tumba tirarán montañas de basura, el viento de la historia las borrará inexorablemente¨. Stalin.

¨. . . observar con lucidez las fuerzas del enemigo y asegurar al Partido contra cualquier sorpresa ¨.Stalin.

Esto es exactamente lo que hizo el maestro Stalin aniquilar todas aquellas fuerzas que pusieron en peligro la revolución bolchevique y pasaría desde la toma del partido desde adentro como evidente paso que fue siendo minado por individuos abiertamente contrarrevolucionarios y miembros dirigentes activos del partido. A la cabeza de estos golpes de Estado estaba ese perro de Leon Trostki dirigentes del partido y quien intrigó de mil maneras forjando toda una máquina de bandidos para apoderarse del partido y cambiar de color la revolución y por ende al partido. Traicion y burla a ese proletariado aguerrido rojo de acero forjado en la ciencia del ML y dirigido por la sabiduría del gran maestro Stalin.
Así que lo genuino del partido y todos sus combatientes bajo la dirección de Stalin detectaron ese monstruoso plan del golpe contra la revolución comunista bolchevique y de manera científica aplicaron el castigo correcto contra los golpistas contrarrevolucionarios fusilándolos para salvar la obra de Marx-Lenin y la materialización de esta bella obra: LA REVOLUCION COMUNISTA RUSIA en manos del proletariado comunista revolucionario ruso, construida con sangre comunista de verdaderos combatientes hijos del ML.
Aplastar a esos malditos traidores burleteros de los obreros y campesinos rusos, del proletariado mundial y de su preciosa sangre. Así se procede con rigor con resolución LA DICTADURA DEL PROLETARIADO y con resolución LA LUCHA DE CLASES. El líder bandido mayor salió corriendo de miedo ante la ira del proletariado comunista ruso y huyó a México para que el gobierno mexicano le protegiera la vida pues el proletariado mexicano no lo quería y los comunistas sabían bien quien era este bandido así que gracias a la solidaridad y castigo del proletariado comunista mundial fue aniquilado, como tiene que ser con los traidores a donde vayan, deben ser aniquilados como ocurrió con este vil traidor y asesino: LEÓN TROSTKI.

pedro rodriguez dijo...

Hoy existe y continúa reproduciéndose camada tras camada de contrarrevolucionarios con ropaje revisionista que les permite vestirse de ovejas pero haciendo estragos infames y crueles entregando a lo mas bellos revolucionarios a los criminales bestias asesinas de la burguesía imperialista que los asesinan de la manera mas bárbara y monstruosa con el descuartizamiento y desapariciones, pero las banderas rojas de la guerra popular y el comunismo continúa enarbolandose en manos de ese movimientos hermoso del proletariado revolucionario en camino de transformar el mundo capitalista en un mundo bello y dorado el comunismo que se hará a través de la guerra popular hasta el fin del comunismo y bajo la dirección de partidos maoístas militarizados MLM principalmente maoísta pensamiento Gonzalo.

Pues con la pluma y cerebros corrompidos vendidos al capital todos estos bandidos intelectuales con su vida de privilegios que la burguesía imperialista les provee para que escriban e inventen infamias y crueldades en contra de los grandes titanes DEL COMUNISMO: MARX-ENGELS y sus grandes discípulos: LENIN-STALIN-MAO-PRESIDENTE GONZALO...y desfiguren la ciencia del Comunismo.
Todas estas publicaciones engañan y estafan con historias puercas y amañadas, montañas de mentiras basura y nada más. Estos pérfidos personajes recibirán el castigo del proletariado comunista mundial y lo recibirán el castigo sin piedad no porque estén en contra de la ciencia del MLM sino porque odian al proletariado y lo venden por miserables monedas a los mayores criminales del mundo: LA BURGUESIA IMPERIALISTA!!!. Son plumeros académicos embrutecidos, verdaderos mercaderes, mercenarios y sicarios de la pluma al servicio de la inmunda burguesía imperialista!!!.

Pero la ciencia del MLM pensamiento Gonzalo no va desaparecer ella se impondrá con guerra popular porque es toda poderosa y posee la solidez de la tierra, el mar, abarca todo como el astro sol de manera limpia y resplandeciente, es altamente destructora y todo lo que vaya en contra de ella lo demuele, con ella barreremos destruyendo totalmente el capitalismo-imperialismo de la faz de la tierra y sobre sus cenizas se impondrá el dorado comunismo, dude quien lo dude se impondrá pues la ciencia universal social no tiene otra ciencia sino la del proletariado mundial y esta ciencia no morirá sólo inspira al final del comunismo.

Gloria al todo poderoso pensamiento Gonzalo!!!!.